• Vie. Abr 19th, 2024

Los mejores y peores candados que existen

Poradmin

May 30, 2023
Colorful light padlock on pink background. This file is cleaned and retouched.

¿Alguna vez te has preguntado si el candado que usas para proteger tu casa, tu bicicleta o tu maleta es realmente seguro? Elegir un buen candado puede marcar la diferencia entre tener tus pertenencias a salvo o perderlas por culpa de un ladrón.

Pero no todos los candados son iguales. Hay algunos que ofrecen una gran resistencia y durabilidad, mientras que otros son fáciles de abrir o romper. En este artículo te vamos a mostrar los mejores y los peores tipos de candados que existen, para que sepas cuál elegir.

Los mejores candados que puedes comprar

Los mejores candados que existen son aquellos que tienen un alto nivel de seguridad, un cuerpo y un vástago de cierre robustos y una buena protección contra la corrosión y el desgaste. Dentro de esta categoría los más recomendables son los candados acorazados.

Candados acorazados

Son los más seguros del mercado. Tienen el cuerpo protegido por una coraza de acero, lo que los hace muy resistentes al corte, al impacto y a la palanca. Además, tienen un vástago de cierre rotatorio que impide que se pueda serruchar o desgarrar.

Los candados acorazados son ideales para cerrar puertas industriales y cortinas metálicas. También existen versiones acorazadas de candados con arco en forma de U, que se recomiendan en Cerrajería Barcelona para aplicaciones que no admitan candados acorazados normales.

Los mejores y peores candados que existen

Los mejores materiales para construir un candado resistente son el acero templado, el titanio y las aleaciones especiales. Estos materiales son fuertes, duraderos y resistentes a la corrosión. También son difíciles de cortar o romper, lo que los hace ideales para asegurar objetos de gran valor.

Los peores candados que existen

Los peores candados que puedes comprar son aquellos que tienen un bajo nivel de seguridad, un cuerpo y un vástago de cierre débiles y una mala protección contra la corrosión y el desgaste. Dentro de esta categoría podemos encontrar los siguientes tipos de candados:

Candados con arco en forma de U

Son los más comunes, pero también los más vulnerables. Dejan muy expuesto el arco, que puede ser cortado, cizallado o arrancado con herramientas como sierras, cizallas o palancas. Además, suelen tener el cuerpo de aluminio o zamak, que son materiales poco resistentes.

Estos candados solo se deberían usar cuando se tenga que pasar por puntos de fijación de pequeñas dimensiones.

Candados con cuerpo de latón sin protección

Estos candados tienen el cuerpo de latón a la vista, sin ninguna coraza o recubrimiento que lo proteja. El latón es un material más blando que el acero, por lo que puede ser cortado o roto con facilidad. Además, se oxida con el tiempo y pierde su brillo. Solo se deberían usar en interiores o condiciones secas.

Candados de combinación

Pero sin duda, cuando se está buscando resistencia, los peores candados son los de combinación. Aunque tienen la ventaja de no tener problemas con perder u olvidar la llave, también tienen sus inconvenientes.

El mecanismo de los candados de combinación es más complejo y delicado, por lo que puede fallar o atascarse con el uso. Además, su código puede ser descubierto por alguien observador o curioso. Así que solo se deberían usar para objetos o espacios de poco valor.

Como hemos visto, hay una gran variedad de candados en el mercado, pero no todos ofrecen la misma seguridad. A la hora de elegir un candado hay que tener en cuenta qué vamos a resguardar, qué nivel de seguridad necesitamos y qué condiciones ambientales va a soportar el candado.

Por admin